¿Qué es la Compañía de Santa Filomena?

Hacemos un poco de historia: El P. Francisco de Lucía trabajó incansablemente por difundir el culto a la gran Santita, al igual que Paulina Jaricot y el insigne Santo Cura de Ars.  Después de los anteriores, un buen sacerdote, Louis de Petit, dedicó toda su vida a hacer conocer y amar a la Princesita del Cielo. Para ello publicó en 1876 el Mensajero de Santa Filomena y La Voz de Santa Filomena. Y en 1884 fundó en París La Confraternidad de Santa Filomena, conocida también como La Obra de Santa Filomena. Dicha Confraternidad fue elevada a Archiconfraternidad por León XIII. El 15 de enero de 1912 San Pío X enviaba su bendición a dicha Obra acompañada de las siguientes palabras: Para los bienamados socios de la Archiconfraternidad de Santa Filomena y del Beato J. M. Vianney, con el augurio ferviente de, que por la intercesión de la una y del otro, el Señor sea pródigo en sus muy grandes gracias para todos, Nos enviamos cordialmente la Bendición Apostólica.

Y unos meses después, el 21 de mayo de 1912, San Pío X erige la venerable Archiconfraternidad de Santa Filomena en Archiconfraternidad Universal, con el Breve Apostólico Pías Fidelium Societates, en el cual dice claramente: Decretamos que la presente escritura sea y permanezca siempre estable, válida y eficaz… y acababa dicho Breve diciendo que, si alguien procediere de otro modo, todo lo que hiciera o dijera será nulo y privado de valor, sea cualquiera la autoridad de quien lo afirmara.

Bien sabemos la gran cantidad de Papas, Santos, Reyes y personas de gran relieve que han sostenido y animado el culto a la Niña Santa. Y también sabemos que a partir del Vaticano II, la Archiconfraternidad Universal ha quedado dentro de la falsa iglesia.

Y por eso la Tradición de la Iglesia, el Remanente fiel a Cristo y su doctrina, no tiene ninguna asociación que esté dedicada al culto de la Santa.

Y eso es lo que se va a tratar de subsanar, comenzando la Compañía de Santa Filomena. Os adelanto que esta reunión de fieles, no va a ser nada jurídico ni va a ser inscrita en ningún estamento público. Va a ser una obra particular, privada y espiritual, dedicada a la perfección y salvación del alma de cada uno de sus miembros, contando para ello con la soberana ayuda y grandísima fuerza que la Gran Taumaturga Santa Filomena otorgará a cada uno de los devotos que integren dicha Compañía.

Una pequeña historia de lo que estamos haciendo

Si habéis escuchado la preciosa y singular Vida de Santa Filomena, cosa que de no haber hecho deberías hacerlo cuanto antes, pues no sabéis lo que os estáis perdiendo, os habréis dado cuenta de la forma en que la inefable y encantadora Niña Santa se cruzó en mi vida, y me pidió a través del Rector que regenta el Santuario donde está guardado su preciado cuerpo, que me dedicara en España a difundir el culto y amor hacia ella, ignorando dicho Rector que se lo estaba encomendando a un sacerdote tradicional.

Él no lo sabía, claro está, pero Santa Filomena sí que lo sabía, y añado también: claro está; y cuando me otorgaba esa misión, y me daba cantidad de láminas y cosas de la gran taumaturga para el apostolado, ella, la grandiosa Niña Santa Filomena estaba a unos metros escuchándolo y dirigiéndolo todo desde la preciosa urna que guarda el tesoro inefable de su bendito cuerpo. Es más, recuerdo que no me decía si yo quería hacer lo que él me pedía, lo daba por hecho, me lo mandaba y casi me lo exigía. No le importaba para nada mi respuesta, ni si yo estaba de acuerdo o no.

Lo anterior en aquellos momentos no llegaba a entenderlo, cosa que ahora lo he llegado a comprender muy bien: Santa Filomena lo quería y el sacerdote hablaba por ella.  

Mientras me decía todas esas cosas y me encargaba todos esos encargos, yo pensaba en mi interior: ¿Y cómo voy a hacer yo esto de extender el culto a Santa Filomena? Estaba recibiendo el encargo, mejor dicho, el mandato fascinante de extender el culto y amor hacía la Gran Taumaturga Santa Filomena por toda España, cosa que en aquellos momentos me era imposible hacer, pues yo estaba prácticamente solo y sin manera alguna de poder cumplir el pedido que el cielo me estaba otorgando.

Salí de aquel bendito Santuario, cercano a Nápoles, muy contento, y al mismo tiempo abrumado, casi sin poder dar crédito a lo recién ocurrido.

El tiempo fue pasando y dirigido todo por la Santísima Virgen María y su muy amada hija Santa Filomena, el largo camino de mi vida fue alfombrado de grandes gracias y milagros… y sin saber por qué… simplemente porque Dios así lo quiso, de estar solo, me llevó a día de hoy a ser conocido por muchísimas personas no sólo de España sino también de muchas naciones del universo mundo.

Y comencé a cumplir con gran ánimo el arrebatador mandato poniendo en mi blog la increíble y emotiva Vida de Santa Filomena que tanto fruto está dando en tantísimas almas que lo han escuchado. Agradezco a todas esas personas que regentan buenos canales el haber puesto dichas conferencias en ellos, extendiendo de esta forma mucho más el conocimiento de la Niña Santa. Escuchar esos cinco capítulos y comenzar a tener gran devoción a la Santita, es todo uno.

Y aparte de lo anterior lancé por la página una novena a la Princesita del Cielo que llegó a tener un extraordinario éxito espiritual… y bastantes cosas más de menor nivel…

Os aseguro que es una grandísima fortuna hablar el precioso idioma de Cervantes y de los grandes héroes y santos de la cristiandad, pues te puedes comunicar en español con más de medio mundo.

Aquel sueño increíble se hizo realidad… para mí es demasiado grande ser el encargado de difundir el precioso culto de la bienamada Filomena… y la verdad es que aunque a veces no me lo pueda creer…  cuando Dios quiere algo… cuando la Santísima Virgen quiere algo… cuando Santa Filomena pide algo… ese algo se cumple con creces, pues no sólo ha hecho el cielo que en estos momentos pueda difundir su culto en España, sino también que se puedan beneficiar del mismo multitud de países a lo largo y ancho del mundo. ¡Bendito sea Dios por siempre!

¿Qué es lo que debe hacer la persona que quiera pertenecer a la Compañía de Santa Filomena?

Seguidamente voy a tratar de las sencillas y precisas normas que todo aquel que se inscriba deberá cumplir. Ruego que la persona que esté interesada las lea y sopese bien antes de apuntarse. Advierto que esto es para los que en verdad quieran cumplir el mandato del Señor de buscar la perfección y la virtud en sus vidas. y aspiren a hacer que todas sus acciones sirvan para agradar a Dios Nuestro Señor.

  1. Le aconsejo a la persona que esté interesada fotocopie estas páginas para tenerlas a mano, y antes de decidir su entrada en la Compañía las deberá leer con atención más de una vez para así enterarse bien de lo que conlleva el paso que va a dar.
  2. No se deberá inscribir nadie hasta que no haya escuchado los 15 capítulos de Esencial Conferencia, y esté de acuerdo con su contenido. Esos 15 capítulos están en otro apartado de esta misma Web. El capítulo cero es la introducción, y el capítulo final, que es el número 15, lleva por título: El último Sacerdote, la última Misa. Los primeros 12 capítulos están ya disponibles en preciosos videos en esta misma Web, así como en el extraordinario canal: Dominus Exercituum.  
  3. También deberá escuchar los cinco capítulos de la Vida de Santa Filomena . Sería muy deseable que lo escuchasen más de una vez, pues cada vez que esto se hace, el corazón se enardece más de fervor hacía tan amable Santita. Para pertenecer a la Compañía de Santa Filomena es necesario conocer bien su vida y milagros, y por lo tanto, manos a la obra, a escuchar con atención las maravillas que hizo y sigue haciendo la encantadora Princesita del Cielo.
  4. Es condición indispensable para cualquier católico que en verdad busque salvar su alma, y todavía más para quien quiera dar su nombre a tan excelsa Compañía, amar la santa pureza como Santa Filomena la amaba, y por lo tanto deberá apartarse radicalmente de las siguientes cosas pecaminosas:

Deberá apartarse radicalmente de:

Piscinas y playas.

Deberá apartarse de películas y series. Daros cuenta que cualquier película está repleta de mundo, y prácticamente todas tienen escenas deshonestas. Aunque solamente una película tuviera la escena que por desgracia para ellos y para quien se fija en ellos hacen las parejas en la calle, tal película no se podría ver, ya que eso hace mucho daño a quien lo ve y ofende mucho a Dios.

Deberá apartarse de la televisión ya que todo en ella está corrompido, amén de los anuncios impuros, e incluso los telediarios,  repletos de locutoras impúdicamente vestidas, al igual que muchas de las señoras o señoritas que entrevistan; no olvidemos que todo lo que hablan en esos informativos, y en todo los que sale por la satánica pantalla, está perfectamente estudiado para difundir el mal, el pecado, etc., etc. También hay que alejarse del internet deshonesto.

Deberá apartarse de cualquier programa de radio y de cualquier audio en el que digan palabras deshonestas, o blasfemias, o cosas contra la Verdad.

Deberá apartarse de bailes, canciones y música impura.

Tampoco podrá inscribirse quien diga palabras impuras: palabrotas, tacos, chistes indecentes, cosas de doble sentido, o palabras que se dicen a medias pero que insinúan y hacen recordar la palabra indecente completa, o muletillas que también la hacen recordar. Si no está dispuesto a dejar de decirlas y a luchar con todas las fuerzas para conseguirlo no se podrá apuntar. No es de recibo que un católico pueda ensuciar su boca y su alma con la más mínima indecencia. La verdad es que, si por cada palabra mal dicha tuviera que pagar quien la ha proferido simplemente 5 euros, estoy seguro que en poco tiempo dejaría de decir esas feas palabras. Pero por lo que se ve, Dios es menos importante que esos 5 euros, y por Él no se dignan dejar de hacerlo. Daremos cuenta de toda palabra ociosa, cuanto más si dicha palabra es pecaminosa, como puede ser cualquier taco. Ponte a prueba y lucha hasta que venzas. Si quieres, puedes. Si algo quieres a Dios y a su Santísima Madre, no puedes jamás proferir esas porquerías. Además, si alguna vez comulgas, ¿cómo te vas a atrever a recibir a Dios en una boca tan sucia? Ánimo, es necesario luchar a muerte contra el vocabulario hediondo, y por supuesto apartarse de cualquier conversación que sea menos honesta.

Deberá vestir honestamente siempre. La mujer deberá detestar los escotes, la ropa ajustada que marca el cuerpo, como son las faldas, camisas y vestidos estrechos, cualquier clase de ropa transparente; procurará muy seriamente llevar siempre faldas largas, y si por el trabajo u otras circunstancias serias ha de ponerse  pantalones, éstos deberán ser bastante anchos, procurando llevar una camisa larga o bata que baje lo más posible por encima de ellos. Los pantalones ajustados son muy pecaminosos, y tampoco el hombre se los puede poner. Recuerdo que la hechura de los vaqueros es muy ajustada.

         San Juan Bosco, oyendo tocar las campanas por la muerte de una joven que siempre había vestido deshonestamente, exclamó: Ni réquiem ni gloria para ella. Mucho me temo que esté ya en el infierno.

Muy importante leer y tomar en serio el siguiente apartado sobre lo que la Iglesia nos dice sobre la decencia en el vestir.

En definitiva, todo el que quiera salvarse tiene que apartarse de todo lo anterior y al mismo tiempo lo debe rechazar con gran fuerza, pues el que se hace amigo del mundo se hace enemigo de Dios, y todo lo anteriormente dicho es mundo pecaminoso. Además, el ver una película, aunque fuera buena, que no hay casi ninguna, te habrá llenado la mente de imágenes y situaciones, y estarás viviendo de ello durante bastante tiempo, siendo imposible rezar por tener la cabeza llena de las cosas recién vistas. Dios nos dice que si no hacemos penitencia pereceremos, esto es, que nos condenaremos. Y no sólo no hacemos ninguna penitencia, sino totalmente lo contrario, y ensuciamos nuestros ojos y nuestra alma viendo lo que nos apetece, amando lo mundano y viviendo solamente para los sentidos.

Es increíble oír decir a alguien que se aburre y que por eso busca distraerse. Pero, ¡no seas necio! El tiempo nos lo ha dado Dios Nuestro Señor para que lo aprovechemos para ganar el cielo. El tiempo es escaso, muy escaso y nos van a pedir estrecha cuenta de la forma en que lo hemos utilizado. ¿Te aburres? En el infierno te vas a aburrir mucho más y además por toda la eternidad. No sabes que hay que rezar cuanto más mejor, pues de la oración depende nuestra salvación. No sabes que hay que formarse en religión cuanto más mejor. No sabes que hay que leer vidas de Santos y libros escritos por los Santos, cuanto más mejor. No sabes que podríamos hacer tantas cosas buenas, y que debido a que gastamos el tiempo la mayoría de las veces en cosas pecaminosas que ofenden a Dios, no las podemos hacer. Acabo el tema. Es inaudito que un verdadero católico diga que se aburre. Y en verdad se aburre soberanamente cuando intenta saciar esa sed de felicidad en cisternas agujereadas, que, en vez de llenar su espíritu, se lo vacían y destruyen miserablemente.

Todo lo anterior y mucho más es obligatorio lo haga cualquier católico, pero como ahora muchísimos católicos que se dicen tradicionales son católicos que no militan ni en la última división que pudiera existir, por eso a los que se quieran inscribir en la Compañía de Santa Filomena, se les pide hacer lo que los Mandamientos mandan hacer a todos; lo que la Iglesia Católica siempre ha mandado hacer, pero que muy pocos hoy hacen, haciéndose realidad la sentencia de Eclesiastés 1,15, cuando dice: El número de los necios es infinito.

Ancho es el camino que lleva a la perdición y todo él está repleto de las cosas que acabamos de decir. Y estrecho es el camino que lleva a la vida, y pocos, muy pocos van por él.

No te hagas a la idea de que podrás salvar tu alma sin apartar de tu vida todo lo recién dicho, y te vuelvo a recordar que en vez de hacer penitencia como Nuestro Señor nos manda para que no perezcamos, le hacemos caso omiso y hacemos lo contrario, buscamos saciarnos de todo lo mundano y pecaminoso.

Cuando apartes de tu vida todo lo que Dios aborrece; cuando apartes de tu vida todo lo que no agrada a Dios, todo lo que huela a mundo, y utilices el internet solamente para trabajar, para formarte, empezarás a ser feliz y serás libre como son los verdaderos hijos de Dios. Serás libre de todas las malditas ataduras del demonio y tu alma podrá respirar los celestes aires del Bien, de la Belleza y de la Verdad.

No pienses que al apartarte de lo mundano y pecaminoso estás dejando algo, pues lo que está dejando son cosas inmundas y sucias.

Al igual que el Santo Cura de Ars trabajó con todas sus fuerzas en quitar de su pueblo aquellos bares donde se ofendía a Dios, y aquel baile anual en la plaza del pueblo, donde también se le ofendía mucho, un servidor también quiere luchar con todas sus fuerzas para quitar de las personas que buscan a Dios, todas esas cosas que antes he dicho, que le ofenden sobremanera y muchísimo más que aquellos bares y baile anual.

Y aquí viene la paradoja: Todo el mundo alaba y admira lo que hizo el Cura de Ars, y lo que cualquier santo ha hecho. Pero lo terrible es que cuando alguien, en este caso el que ahora os está escribiendo, quiere hacer algo parecido, más de uno pudiera decir que soy un exagerado. Está claro que quien diga eso es porque todo lo dicho hasta aquí le ha llegado de cerca y le ha inquietado la conciencia. Y ve que tiene que cortar con cosas que no quiere dejar, y entonces se defiende diciendo eso de la exageración; pero para ese tal el Cura de Ars no es exagerado ya que a dicha persona no le afecta en absoluto todo lo que tan gran santo hizo. Dios quisiera hacerme tan “exagerado” como San Juan María Vianney y como cualquier santo. Dios lo quisiera.    

Todo lo anterior se resume en tres frases: Amar a Dios, cumplir los Mandamientos, y huir de cualquier atisbo de pecado como de la peste, y no sólo lo deben hacer los miembros de la Compañía, sino que Dios Nuestro Señor se lo exige a cualquier bautizado.

Documentos de la Iglesia sobre la modestia en el vestir

Copio algunas cosas de lo que ha dicho la Iglesia sobre la decencia en el vestir:

         En la Encíclica Sacra Propediem del Papa Benedicto XV, de 1921, dice refiriéndose al tema de la modestia en el vestir:

Y al hablar de esto, nunca podremos deplorar bastante la ceguedad de tantas mujeres de toda edad y condición, las cuales ridículamente engreídas por el deseo de agradar, no echan de ver hasta que grado la indecencia de sus vestidos choca a cada uno de los hombres honestos y ofende a Dios. Y no se contentan con exhibirse en público con vestidos tales que la mayor parte de ellas los hubieran rechazado tiempo atrás como enteramente reñidos con la modestia cristiana, sino que se atreven a penetrar sin temor alguno en el sagrado templo, y asistir al Santo Sacrificio de la Misa, y hasta a presentarse en la Mesa Eucarística donde se recibe al Autor de la Pureza, ataviadas con el alimento seductor de la pasión vergonzosa. Y no hablemos de esas danzas -si una mala otra peor- que salidas de la barbarie, han irrumpido poco ha en los salones más elegantes, sin que sea posible encontrar cosa más a propósito que ellas para acabar con el último rastro de pudor.

El 12 de enero de 1930, la Sagrada Congregación del Santo Oficio, por mandato del Papa Pío XI emitió muy serias instrucciones a todos los obispos sobre la modestia en el vestir:

Recordamos que un vestido no puede llamarse decente si tiene un escote mayor de dos dedos por debajo de la concavidad del cuello, si no cubre los brazos por lo menos hasta el codo, y escasamente alcanza un poco por debajo de la rodilla. (de ahí se sigue que la falda tiene que llegar como mínimo a la mitad de la espinilla) Además, los vestidos de material transparente son inapropiados.  Que los padres… observen que sus hijas van vestidas totalmente y en forma modesta.  Que nunca permitan que sus hijas se pongan indumentaria inmodesta. La modestia cristiana también prohíbe cualquier abertura en la falda, ya sea por detrás o por los lados. Hay cantidad de señoras y señoritas que se dicen católicas tradicionales que muchas veces visten faldas que les cubren muy justo las rodillas.  Y cuando toman asiento es penoso ver con que fuerza tiran de la falda una y otra vez intentando conseguir tapar un poco las rodillas. Se imaginan que la falda es de goma, y tiran y tiran. ¡Esto es muy triste!

Pío XI en muchas ocasiones reprobó y condenó con toda energía las modas deshonestas… porque redundan en grave daño temporal, y, lo que es más de lamentar, también en daño espiritual de las mismas mujeres que las llevan y de muchos otros a quienes arrastran a la perdición.

El Papa Pío XII dijo el 17 de julio de 1954 a los grupos de mujeres católicas jóvenes de Italia.

Ahora, muchas niñas (y señoritas y señoras) no ven nada malo en seguir ciertos estilos desvergonzados (modas)… Seguramente se ruborizarían si tan sólo pudiesen adivinar las impresiones que hacen y los sentimientos que evocan en aquellos que las miran.

El bien de nuestra alma es más importante que el de nuestro cuerpo; y tenemos que preferir el bienestar espiritual de nuestro prójimo a nuestra comodidad corporal… Si cierta clase de vestido constituye una ocasión grave y próxima de pecado y pone en peligro la salvación de la propia alma y de la de los demás, es un deber dejarlo y no usarlo…  Oh madres cristianas, si vosotras supierais qué futuro de ansiedades y penas, de vergüenza mal guardada que preparáis para vuestros hijos e hijas, dejando imprudentemente que se acostumbren a vivir ligeramente vestidos y haciendo que pierdan su sentido de modestia, estaríais avergonzadas de vosotras mismas y temeríais el daño que os hacéis y el daño que estáis causando a estos niños, quienes el cielo os ha confiado para que los crieis como cristianos.

Hay muchos textos más dados por la Iglesia sobre el gravísimo tema de la inmodestia en el vestir, amén de los que están plasmados en la Sagrada Escritura. Por ahora baste con los que recién se han puesto.

Fines de la Compañía de Santa Filomena

El fin principal consistirá en un compromiso de llevar una vida según el Evangelio, buscando sobre todo el amor de Dios y la salvación del alma. Y para lograr la inefable gracia de la perseverancia final, contará con el ejemplo y con la poderosa ayuda que nuestra Santa otorgará a los pertenecientes a su Compañía. Santa Filomena intercederá ante la Santísima Virgen María, y conseguirá para sus fieles devotos las virtudes que en ella florecieron más admirablemente, y esas virtudes fueron el amor a Dios, la pureza y la fortaleza. Por lo tanto, el asociado tratará de imitar a la Santa, sobre todo en esas grandes virtudes, para lo cual contará siempre con su preciosa ayuda. Podemos estar seguros que nuestra amada Princesita del Cielo hará lo posible y lo imposible para que todos los inscritos en su Compañía consigan la salvación eterna. Por ella no va a quedar.

Otro fin será pedir a la Santa que por su poderosa intercesión consiga convertir a la fe y doctrina tradicional a nuestros familiares, bienhechores, amigos, etc., así como a las personas de buena voluntad que militan en la falsa iglesia vaticanista, y de esta manera puedan salvarse.

Y el último fin será intentar propagar (lo poquito o mucho que cada uno pueda) la devoción hacia nuestra Santa.

Beneficios de la Compañía de Santa Filomena

El principal beneficio, sublime beneficio de asociarse a la Compañía, será el estar protegido por Santa Filomena. Ella se toma muy en serio su patronazgo hacia nosotros, y podemos estar bien seguros de que notaremos su valiosa protección y ayuda.

Otro insigne beneficio es que cada miembro de la Compañía será partícipe de las oraciones y sacrificios que los demás miembros hagan en honor de Santa Filomena, recibiendo, por lo tanto, las gracias y beneficios que Dios se digne dar a dichas oraciones y sacrificios. Es demasiado importante saber lo anterior: Solamente por pertenecer a la Compañía y cumplir sus normas, me estaré beneficiando de las oraciones y sacrificios de los demás miembros y estaré recibiendo grandes gracias y beneficios por ello. Al igual que los demás se estarán beneficiando de mis oraciones y sacrificios. Esto es muy grande, y se refiere a todas las oraciones y sacrificios que se hagan en honor de la Santa, no de otras oraciones y sacrificios. 

Y otra merced también muy importante es que el nombre de cada asociado será puesto en el cofrecito que tengo en el Altar junto al Sagrario, y de esta manera en cada Misa que celebre, pediré muy especialmente por todas las personas de la Compañía de Santa Filomena cuyos nombres estarán escritos en el interior de dicho cofre. Sin duda que esto es una muy grande gracia, así como el permanecer dichos nombres día y noche muy cerquita de Jesús Sacramentado.

El culto que damos a Santa Filomena aumentará nuestro amor a la Santísima Virgen María

Quiero hacer una advertencia: El culto que damos a Santa Filomena debe aumentar mucho nuestro amor a la Santísima Virgen María. Sabemos que la Virgen dijo aquello tan hermoso de: A Filomena nada se le niega. Con nuestra devoción a Santa Filomena estamos agradeciendo y ensalzando a la Madre de Dios que tanto hizo en favor de ella. Si de verdad amamos a la Niña Santa tenemos que intentar amar a María de la misma manera que ella la amó.

Debemos hacer nuestras devociones a la Virgen con todo nuestro amor y fuerzas y por supuesto no quitar ninguna devoción que hasta ahora estuviéramos haciendo a Santa María, sustituyéndolas por las de Santa Filomena. Esto tiene que estar claro, Nuestra gran Santa nos tiene que llevar a amar con locura a María, a servir con denuedo a María, a dar la vida por tan Gran Señora. Con nuestra devoción a Santa Filomena bendecimos a Dios reflejado en sus Santos. Honrando a Santa Filomena proclamamos el poder de Dios en la fuerza de sus mártires. Adoremos a Dios como ella, amemos a Nuestro Señor Jesucristo y a la Santísima Virgen como ella, y agradezcamos a Jesús y María los singulares dones con que enriquecieron a la Princesita del Paraíso. 

Es importante saber que no buscamos el número, sino la mayor perfección posible de cada persona perteneciente a la egregia Compañía.

No olvidar que Jesús y María en diversas revelaciones dijeron que: A Filomena nada se le niega. Es decir que todo lo que nuestra Santa les pide a favor de sus devotos, Jesús y María siempre se lo conceden.

Gregorio XVI dijo: Rezad a Santa Filomena, cualquier gracia que se le pida, ella os la concederá.

Y el Santo Cura de Ars afirmaba: Hijos míos, Santa Filomena tiene gran poder con Dios, y ella tiene, por otra parte, un corazón buenísimo; roguémosla con confianza. Su virginidad y generosidad en el abrazo de su martirio heroico la han hecho tan agradable a Dios que Él nunca rechazará cualquier cosa que ella le pida para nosotros.

Y para acabar nos atrevemos a pedir a la insigne Santa que los pertenecientes a su Compañía podamos ver frutos palpables de gracias en nuestras vidas que nos harán comprender aún mucho más el grandioso poder que la Princesa celestial Santa Filomena tiene en la Gloria, y de esta manera alabaremos y glorificaremos grandemente a Dios y a la Reina de los Cielos, María Santísima, por haberse dignado otorgar tan extraordinarias prerrogativas a la encantadora Niña Santa.

Edad mínima

Edad:

Los niños que tengan cumplidos 7 años se podrán inscribir en la Compañía de Santa Filomena si los padres se preocupan de que al menos cumplan una partecita de lo propuesto, como por ejemplo rezar todos los días las tres jaculatorias. Sería extraordinario que en las fechas importantes para la Compañía, los niños inscritos rezaran con sus padres algunas de las oraciones propuestas para esos significativos días.

A partir de los 13 años deberán cumplir todas las normas propuestas.

Blog de la Compañía de Santa Filomena

En esta Web, en el apartado que lleva el nombre de: Blog de la Compañía de Santa Filomena se irá poniendo toda la información y todo lo que trate sobre la egregia Compañía que tiene la inmensa gracia de comenzar su andadura, en la fecha grandiosa y única, como es el Sacratísimo domingo de la Santísima Trinidad, a quien sea dada siempre todo el honor y gloria.

Oraciones de la Compañía de Santa Filomena

Más abajo, pueden descargar las Oraciones de la Compañía.

Cómo inscribirse

Lugar donde inscribirse: 

Es esencial que cada persona interesada en pertenecer a la Compañía estudie bien el asunto, sin prisas. Y cuando decida apuntarse, hará lo siguiente:

Puede hacer la inscripción muy facilmente, desde esta misma Web. Pinchando abajo donde dice inscribirse en la Compañía.

En el email que escriba deberá decir simplemente que desea pertenecer a la Compañía y que está dispuesta a cumplir lo que la Compañía pide. Deberá también consignar su nombre y un apellido por lo menos, y la ciudad y nación donde reside.

Y cuando reciba la contestación de que ya ha sido inscrita en la gloriosa Compañía, a partir de ese momento comenzará para esa persona la obligación de cumplir las normas.

Para cualquier pregunta, para cualquier duda y para cualquier información deben utilizar dicho formulario de contacto.


A continuación, puede descargar el folleto con las oraciones de la Compañía:

De la misma forma, puede encontrar algún libro sobre su vida y milagros, así como Novena en su honor

Oraciones Compania Santa Filomena
PDF – 418,9 KB 249 descargas
Oraciones Compania Santa Filomena Cuartilla
PDF – 430,6 KB 148 descargas
LIBRO: Vida Y Milagros De Santa Filomena Virgen Y Martir 1837
PDF – 28,1 MB 188 descargas
LIBRO: Breve Noticia Del Martirio Y Milagros De Santa Filomena Y Su Novena 1835
PDF – 4,1 MB 211 descargas